La boliviana Juliana Terán, de 15 años, desde pequeña tenía curiosidad por la luna y las estrellas y ahora se siente orgullosa porque fue reconocida por la NASA por descubrir un nuevo asteroide denominado 2022 GX13 en una campaña que impulsa la astronomía en Bolivia.

La adolescente oriunda de la altiplánica Potosí contó a EFE que fue un profesor de inglés quien animó a los estudiantes de su colegio María Auxiliadora a participar en unas campañas que se realizan en el país para descubrir asteroides.

La idea ya era muy atractiva para ella, por eso aceptó participar de la campaña boliviana de búsqueda de asteroides (Abasc, por sus siglas en inglés) que se realizó en marzo de este año junto a un equipo de cinco estudiantes de su escuela, a pesar de no tener conocimiento previo.

Su profesor fue quien les enseñó a usar un programa de astrométrica para que puedan utilizarlo y así identificar asteroides, comentó Terán.

Es así que analizó unos «sets» de imágenes que son enviados por telescopios desde Miami y utilizó las herramientas de ese programa para detectar asteroides y buscar algún «cuerpo que se mueva» y observar con detenimiento para luego hacer un reporte sobre su hallazgo.

«Tenía que analizar el set con delicadeza, es un poco complejo buscar los cuerpos porque son pequeños, y en este caso era muy pequeño, tuve que hacer zoom para ver si coincidían las imágenes, las características, los movimientos», explicó la adolescente.

El reporte fue enviado hasta Estados Unidos y luego de algunas revisiones la joven recibió un certificado de la NASA que reconoce que ella realizó el descubrimiento del asteroide.

Cuando Terán obtuvo el certificado, sus padres recibieron con «sorpresa» la noticia porque desconocían que su hija era parte de esa actividad.

Ahora las investigaciones continúan por unos años más para determinar la órbita del asteroide 2022 GX13, expresó Terán.

En unos cuatro años, Terán tendrá la posibilidad de sugerir el nombre de su asteroide, cumpliendo con algunos requisitos para que sea avalado.

Por ahora pretende llamarlo VIP, por Villa Imperial Potosí, el lugar donde nació la joven boliviana.

Para Terán este reconocimiento tiene un significado muy especial y ahora piensa en estudiar Física para especializarse en Astrofísica o Medicina forense.

La joven deseó que este logro ayude a que otros jóvenes y adolescentes tengan curiosidad por el universo y también para que el Gobierno o las Administraciones subnacionales apoyen esta clase de iniciativas.

«Sería muy bonito que las autoridades apoyen este tipo de proyectos para que estudiantes como yo puedan obtener estos logros», sostuvo la joven boliviana.

Ella comentó que participará de la siguiente campaña que se realizará en febrero del siguiente año y animó a los jóvenes a que se inscriban para que lleguen más logros y reconocimientos para más bolivianos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here