Elon Musk ha vuelto a poner este viernes en vilo a los inversores de Twitter (-8,23 %) después de asegurar primero que suspendía temporalmente la compra de la plataforma, que anunció por cerca de 44.000 millones de dólares, y solo dos horas después rectificar y escribir que seguía comprometido con su adquisición.

«El acuerdo de Twitter queda suspendido temporalmente a la espera de detalles que respalden el cálculo de que las cuentas falsas y de spam representan menos del 5 % de los usuarios”, escribió Musk a las 5:44 de la mañana en un mensaje, publicado por supuesto en su cuenta de Twitter.

Su mensaje iba acompañado de una noticia que aseguraba que Twitter calcula que sus cuentas falsas representan menos del 5 % de las «usuarios diarios monetizables», por lo que su comentario dejaba claro que el empresario no daba credibilidad a las cifras ofrecidas por la compañía.

«El acuerdo de Twitter queda suspendido temporalmente a la espera de detalles que respalden el cálculo de que las cuentas falsas y de spam representan menos del 5 % de los usuarios”, escribió Musk a las 5:44 de la mañana en un mensaje, publicado por supuesto en su cuenta de Twitter.

Su mensaje iba acompañado de una noticia que aseguraba que Twitter calcula que sus cuentas falsas representan menos del 5 % de las «usuarios diarios monetizables», por lo que su comentario dejaba claro que el empresario no daba credibilidad a las cifras ofrecidas por la compañía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here