La Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales (Dgspc), el Consejo Nacional para el VIH y SIDA (Conavihsida) y el Servicio Nacional de Salud (SNS) iniciarán esta semana un programa de intervención en salud para la detección y atención de enfermedades infecciosas y de transmisión sexual (ITS) en 14 centros penitenciarios del país.

La Procuraduría General de la República informó mediante un comunicado que el plan tiene por objetivo detectar las infecciones, tratarlas y prevenir nuevos contagios, así como mejorar la calidad y aumentar las expectativas de vida de las personas con VIH en los centros penitenciarios.

Las acciones iniciarán este martes 15 con la toma de muestras de manera simultánea en los recintos de La Victoria y el complejo Najayo, por ser los más poblados, en los que se proyecta realizar cada día 200 pruebas de VIH, tuberculosis, Covid-19 y sífilis.

Roberto Hernández, director general de la Dgspc, dejó establecido en el comunicado que en los centros penitenciarios no se obliga a los privados de libertad a que se sometan a estas pruebas.

Aunque dijo que la respuesta, no obstante, ha sido predominantemente positiva, lo que garantiza el éxito del programa.

“En esta primera fase, el plan impactará al menos a 15,063 internos, para lo que la comisión interinstitucional ha diseñado una logística que permitirá un proceso rápido de atención que parte del registro y sigue con la medición de la presión arterial, luego cada una de las pruebas hasta la entrega de los resultados en privado”, indicó el comunicado.

En la reunión de coordinación participaron Roberto Hernández; Amanda Gómez, coordinadora del programa VIH e ITS del Servicio Nacional de Salud y Gaurys Sisa, encargada nacional de Salud de la Dgspc, junto a un equipo de técnicos del área.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here