Cuando estás mucho tiempo en una misma posición en una silla o incluso de pie, pueden hincharse las piernas. Algunos síntomas, además de la inflamación, pueden ser ardor, picor e incluso dolor.

Cuando aparecen estos síntomas son el reflejo de algún problema en la circulación. Lo primero que debes hacer es consultar con un especialista, pero a la par puedes probar con estos hábitos para reducir las molestias.

Agua fría: luego de bañarte, pon tus piernas desde la ingle hasta los pies en agua fría, sea directo desde la canilla o llenando el baño.

Actividad física: los  ejercicios que más sirven para los problemas circulatorios son la natación y hacer bicicleta sin resistencia.

Eleva las piernas: hazlo por algunos minutos, en cualquier momento del día o por la noche. Pon almohadas a la altura de los pies para elevar los miembros inferiores y ayudar a mejorar la circulación.

¡Té! Algunas hierbas naturales son antioxidantes y antiinflamatorias, como las que están en el té matcha, en el té verde o té de jengibre. Bebe estas infusiones a diario.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here