La República Dominicana cuenta desde este viernes con una mesa nacional de género y cambio climático que fue lanzada en el marco de la Semana del Clima de Latinoamérica y el Caribe 2022 que se realiza en el país.

Esta mesa trabajará en la transversalización de la conexión género-clima en la acción de las políticas sectoriales y transversales de la República Dominicana, que están contenidas en el plan de acción de las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés).

María Eugenia Morales, oficial de sostenibilidad del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en el país, explicó que la conformación de la mesa comenzó hace cuatro años, con el Plan de Acción Género y Cambio Climático de República Dominicana.

No existen datos locales sobre la relación del género con el clima pero a nivel general, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente aseguró que las mujeres sufren de forma desproporcionada el impacto del cambio climático, sobre todo en países en desarrollo.

En un informe de 2020, varias agencias de la ONU señalaron que las mujeres y las niñas enfrentan cargas económicas desproporcionadas por los diferentes tipos de marginación y que las expectativas de género pueden llevar a hombres y mujeres a recurrir a la violencia cuando los medios de vida tradicionales fallan.

Addys Then Marte, viceministra Técnica de Planificación y Desarrollo del Ministerio de la Mujer, afirmó que la crisis climática incrementa los niveles de vulnerabilidad que ya poseen las mujeres por condiciones socioeconómicas.

«Es una de las tantas razones que tenemos para que un país con alta vulnerabilidad a los efectos del cambio climático, con un país con alto índice de feminidad de la pobreza tengamos muy presente cómo también los temas climáticos pueden incrementar esa vulnerabilidad que ya tenemos las mujeres», consideró Then Marte.

Xavier Hernández, representante adjunto del PNUD en el país, señaló que la crisis climática agrava la desigualdad de género existente y plantea amenazas a los medios de vida, salud y seguridad de las mujeres y las niñas. «La degradación ambiental tiende a exacerbar las desigualdades de género existentes, incluyendo la violencia y la carga de responsabilidades de cuidado», aseguró Hernández.

También apuntó que las mujeres tienen menos probabilidades de sobrevivir cuando ocurren desastres naturales y son las más perjudicadas por las disparidades en las informaciones, la circulación, la toma de decisiones y el acceso a recursos.

«Estamos convencidos que las medidas climáticas no serán fructíferas si no incluyen todo este eje de participación activa y que se tengan en cuenta los impactos diferenciados de los fenómenos climáticos», recomendó Hernández quien explicó que la República Dominicana forma parte de la iniciativa del PNUD Climate Promise.

Climate Promise es la respuesta del PNUD de ayudar a los países a alcanzar sus objetivos climáticos en la toma de medidas para reducir sus emisiones, aumentar su resiliencia a los efectos  y respaldar las prioridades del desarrollo sostenible.

En el lanzamiento de la mesa participaron los ministerios de la Mujer, de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here