Mientras los casos confirmados de cólera, una enfermedad diarreica aguda producida por contacto con la bacteria Vibrio cholerae, siguen aumentando en el país, es importante que los ciudadanos asuman recomendaciones a nivel personal y en sus hogares para evitar enfermarse.

Los mayores cuidados deben ir dirigidos al manejo de los alimentos, limpieza e higiene en la casa y al lavado de las manos de manera constante, porque el modo de transmisión es fecal-oral, es decir, asociado a agua y alimentos contaminados con materia fecal que tenga la bacteria.

A esto se suman responsabilidades de las autoridades estatales y locales, de garantizar  acceso a agua segura y herramientas para mantener las medidas de higiene,  tal como ha señalado la Sociedad Dominicana de Intectología.

Entre los síntomas del cólera destacan la diarrea acuosa y blanquecina, parecida al agua de arroz, vómitos, boca seca, debilidad y somnolencia, llevando a una rápida deshidratación, que de no tratarse a tiempo puede acarrear la muerte.

Los alimentos

Entre las medidas de prevención que la Dirección  de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública cuelga en su página Web,  figuran algunas dirigidas al manejo de alimentos, entre ellas limpiar aquellos productos enlatados y envases antes de abrirlos y consumir alimentos bien cocidos.

Además, lavar bien las frutas y los vegetales con agua purificada o hervida antes de consumirlos y mantener limpia el área donde se va a preparar los alimentos.

En la casa

En torno a la limpieza e higiene en el hogar, las recomendaciones de la Dirección Nacional de Epidemiología van dirigidas a que las personas se aseguren de limpiar y desinfectar los pisos, baños y cocina.

También, higienizar bien los envases donde se guarda el agua y que la basura debe ser recopilada y guardada en fundas bien cerradas.

Las manos

Sobre la higiene de manos, las exhortaciones a la población son que se laven las manos cuando lleguen a la casa, cuando vayan al baño, para preparar los alimentos y después de cambiar el pañal del bebé.

Casos confirmados

El país emitió en octubre pasado una alerta epidemiológica ante la presencia de un brote de la enfermedad en Haití. A finales de ese mes el país detectó en Higüey, provincia La Altagracia,  el primer caso importado en una mujer haitiana que había llegado recientemente de su país.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here