Los hallazgos del estudio Explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescente en República Dominicana”, realizado este 2022 por Misión Internacional de Justicia (IJM), encontró que las venezolanas son el grupo de extranjeras que más se observa en explotación sexual comercial en el territorio nacional.

En cambio, los estadounidenses son los extranjeros de mayor número en frecuentar los lugares donde se ofrecen los servicios de las trabajadoras sexuales.

Del total de 1,203 personas que fueron identificadas en el estudio como trabajadores sexuales, 63 de ellas eran extranjeras, igual al 5.2 % del total. Entre esas 63, una era menor de edad. El desglose por nacionalidad fue: 36 venezolanas, 13 colombianas y 14 haitianas.

“Las venezolanas componen el mayor grupo extranjero en el estudio actual, seguido por colombianas y haitianas. Había cuatro lugares con trabajadores sexuales haitianos, cuatro lugares con colombianos y 12 lugares con venezolanos”, detalla el documento que se basa en el trabajo de campo realizado en 132 establecimientos y espacios públicos donde identificaron que se vende sexo con regularidad.

También resalta que algunos de los lugares tenían múltiples poblaciones extranjeras, contando 16 lugares únicos con trabajadores sexuales extranjeros.

Otros extranjeros

El estudio también midió la presencia de otros extranjeros en los lugares de venta de sexo, encontrando un total de 69, de los que 58 eran estadounidenses. Además, hubo siete haitianos, dos europeos y otras dos personas de tez blanca, pero de nacionalidad desconocida.

“Otro extranjero, típicamente se refiere a clientes, pero el formulario de recolección de datos usado en 2014 y 2022 no pidió que identificara la razón por la cual la persona estuvo presente”, aclara el documento.

Los extranjeros se vieron en 17 (12.9 %) de los lugares encuestados.

La investigación de IJM abarcó 20 ciudades en igual número de provincias del país y se realizó con equipos mixtos de investigadores, tanto nacionales como extranjeros que hicieron trabajo de campo de manera encubierta.

Entre los hallazgos principales de la investigación, resalta que la República Dominicana logró bajar la incidencia de niñas, niños y adolescentes en explotación sexual y comercial, al pasar de un 10% en 2014 a un 2.2% en 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here