La Casa de Caoba, la vetusta mansión de descanso del tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina,  erigida en 1940 en una colina de San Cristóbal, su ciudad natal, será sometida a un proceso de remozamiento por el gobierno local, con un fuerte espaldarazo del presidente Luis Abinader.

Ayer de mañana, el titular de la Alcaldía sancristobalense,José Montás, hizo el anuncio durante una vista y recorrido por las instalaciones de este patrimonio histórico, acompañado de personalidades que dominan los eventos que dieron origen a estas instalaciones.

Luego de un recorrido por el interior de la afamada “Casa de Caoba”  de San Cristóbal, el alcalde de la ciudad anunció formalmente el inicio de los trabajos para la rehabilitación de la infraestructura.  

El alcalde José Montás informó que Abinader prometió su apoyo a la rehabilitación de esta infraestructura durante su visita a San Cristóbal el pasado 6 de noviembre, Día de la Constitución dominicana.

Montás fue acompañado por representantes del Poder Ejecutivo, entre estos el asesor para el Patrimonio Cultural de Santo Domingo, Eugenio Pérez Montás, e Ydalia Martínez, representante del director de museos, Carlos Andújar.

Montas también aseguró que en el proyecto de rehabilitación estará  incluida la construcción de un boulevard a todo lo largo de ahora un maltrecho tramo de camino que comunica a la Casa de Caoba con la carretera de Medina.  

El recorrido 
Durante el recorrido, que tuvo de guía al secretario general del instituto Duartiano, arquitecto Jancito Pichardo Vicioso, fue contactado el  estado de deterioro que presenta este lugar lleno pasajes históricos de Trujillo.

Mugrienta, con objetos esparcidos  por todos lados, ramas y restos de materia orgánica sobre el terreno, techos y  paredes arruinadas, y el desordenado abrazo de ramales  esparcidos en sus alrededores, la Casa de Caobas parece ahora e caminada hacia su rescate, tras décadas de intentos por sacarla de este estado de abandono total 

Esta fue vivienda preferida para descanso de Trujillo y su familia. Apenas figuran los vestigios de aquella pasada elegancia, y para conocerlo nada más echar una ojeada a través de sus rincones, y  los  techos de algunas de sus  habitaciones, en los cuales se puede percibir un aquellos estilos arquitectónicos.

Detalles sobre la casa
Se le denomino la Casa de Caoba porque en su construcción se empleó una gran cantidad de esa madera preciosa, un elemento decisivo en esta.

Su construcción fue ordenada por Trujillo en 1940 y se realizó en varias etapas, entre las se le fueron agregando detalles y facilidades para mejorar sus servicios.

Inicialmente su construcción estuvo a cargo de la empresa española Rodríguez Belgrado. Otra ampliación se produjo posteriormente, esta vez con una estructura de hormigón donde se destacan unas vigas en forma de arcos. El resto del anexo, de tres niveles, fue construido en madera.

Los garajes se hicieron independientes y se ubicaron antes de llegar a la casa. Fueron construidos por el ingeniero Luis María Bonnet.

Apuntes sobre la obra
La Casa de Caoba tiene tres niveles, varias habitaciones, un extenso patio, una explanada, capacidad para estacionar varios vehículos y un bar con pista de baile.

De acuerdo con el arquitecto Jancito Pichardo Vicioso, el área del bar era el área favorita de Trujillo.

Allí recibía a sus conocidos, con quienes compartía sus vivencias y se desestresaba. El nombre de Casa de Caoba surgió porque estaba totalmente revestida de ese tipo de madera, que tiene color rojizo y es  muy apreciada para la fabricación de muebles de gran calidad.

Hubo oposición

En 2010 hubo un intentó por crear un museo a Trujillo, pero la acción trajo posiciones a favor y en contra. Varias figuras como Minou Tavares Mirabal, Olga Viñas, Francisco González y Rafael Martínez se opusieron rotundamente a la ejecución de un proyecto semejante.

Patronato

Según se establece en  registros, el 3 de octubre de 1987, mediante la ley número 44-87, fue creado el Patronato de la Casa de Caoba, con la finalidad de preservar el lugar como monumento histórico, patrimonio nacional de la República Dominicana.

El proyecto de ley fue sometido por el senador sancristobalense José Osvaldo Leger. El Patronato, aunque ha sido inoperante, fue integrado por representantes de la Secretaría de Turismo, la Oficina de Patrimonio Cultural, el Museo del Hombre Dominicano, la Secretaría de Obras Públicas, el Museo de las Casas Reales, y el Ayuntamiento de San Cristóbal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here