Por: Karina Sánchez Campos

Un secreto a voces son los objetivos que la guerra semántica impone ideologizando el lenguaje, bajo premisas de autopercepciones y distorsiones mentales, en lugar de realidades fácticas. Pasar un cedazo se hace necesario para recobrar el sentido común.

El pasado 12 de diciembre del año en curso, el Ministerio de Educación de la República Dominicana emitió la Orden Departamental 49-2022, mediante la cual se deroga con efecto inmediato la Orden Departamental 33-2019, que estableció como prioridad el diseño e implementación de la política de género. El tino de reconocer oficialmente la biología sobre la ideología, es un paso adelante en la dirección correcta para no perder el rumbo de la brújula moral y académica a los fines de una educación de calidad.

Ahora bien, el Gabinete de Niñez y Adolescencia (GANA), presidido por la primera dama de la República, Raquel Arbaje, está conformado, entre otras instituciones, por el Ministerio de Educación que ha descartado lo que este acoge en materia de género con la Política de Prevención y Atención a las Uniones Tempranas y el Embarazo en Adolescentes (PPA), por consiguiente, surge la preocupación ante lo que implica tal contraposición. ¿Puede una parte del todo que lo compone, validar su antagónica posición? ¿Derogar la OD 33-2019 sobre implementación de política de género, elimina su contenido si el GANA lo aplica con otro nombre? La Educación Integral en Sexualidad (EIS) planteada en la PPA del GANA, es la Educación Sexual Integral (ESI) de la Ideología de Género. EIS es anagrama de ESI, o sea, cuando una palabra resulta de la transposición de las letras de otra. ¿La política de género se quita por un lado y por otro nos saca la cabeza como el conejo de la suerte? “El mismo perro con distinto collar”.

En la PPA se indican responsabilidades específicas del MINERD para impulsar la implementación de programas de educación integral en sexualidad (EIS) a los diversos niveles de formación y grupos de edades en el currículo formal, además de poblaciones de niñas, niños y adolescentes no escolarizadas. También, fortalecer las competencias del personal de los centros educativos y funcionarios del sistema de educación en materia de educación integral en sexualidad. El MINERD tiene la palabra ante esta encrucijada.

De aulas a jaulas con la transversalidad de la ideología de género en el sistema escolar. Fomentar la confusión a los niños no educa, perturba. El primer salto al vacío es ignorar que biológicamente el cuerpo humano se define sexuado, no sexualizado como se incita con una nociva moda de bombardear ideas de que el cuerpo es sólo para placer sin límites ni consecuencias, que destruye la integridad física y mental de los niños, y a la vez construye millonarias industrias que se lucran expandiendo sus mercados a los menores, esclavizándolos en una sociedad consumista para brincar de lo sexuado a lo sexualizado en un esquema de normalización.

Esa tendencia deshumanizante, agresora de la infancia, permea en la sociedad normalizando aberraciones que atentan contra la dignidad y bienestar de los niños con la hipersexualización infantil. Sociedad enferma plagada de disociaciones, que se aboca a implantar una dictadura de antivalores, imponiendo la degradación moral como sello de nuestra destrucción.

Especialistas de la salud y conducta humana se han pronunciado sobre este nefasto fenómeno, indicando que exaltar la sexualidad de los infantes es un proceso innatural e insano para su desarrollo, afectando su salud física y psicológica; provoca, entre otras tantas cosas, que busquen aceptación de los demás en función de su físico, lo que hace que sus capacidades cognitivas, que se encuentran en pleno desarrollo durante la niñez, se disminuyan, mientras contribuye en la adopción de un rol pasivo, sumiso frente al agresor.

Este ataque vesánico a la infancia va desde el invento subjetivista de un centenar de géneros para desnaturalizar la biología y nuestra identidad cromosómica XX o XY, los bloqueadores hormonales que son castradores químicos, promoción de una igualdad falaz que les induce a creer erróneamente en cambios de sexo a los fines de una identidad mientras la pierden, es decir, mutilación de menores sanos, hasta talleres de travestismo infantil, publicidad ideologizada de productos masivos como champús, para lavarles no sólo las cabezas, también los cerebros; el reciente caso de Balenciaga, la casa de modas, de lujo a lujuria con empuje al sadomasoquismo (BDSM) en infantes, travestis leyendo cuentos a niños en escuelas e incitación a la corrupción de menores con el escándalo silenciado de la ministra de Igualdad en España, que igual le da el daño irreversible de impulsar cual derecho “relaciones sexuales de niños con quien les de la gana”, después de todo, la consigna LGBT es “el amor es amor”, inclusivos sin importar la edad, por tanto, abusos y delitos como la pedofilia pasarían a legalizarse.

La agenda de género es un manual de perversión, cuyo mantra inclusivo excluye la patria potestad de los padres y la libertad de educación. En Cataluña, la guía educativa para niños que enseña a masturbarse desde los tres años (Coeduca’t), finalmente llega a tribunales por violación del derecho fundamental a la protección de la juventud y la infancia, y el derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos. La Generalitat de Cataluña afirma con tal programa “ayudar a los centros educativos a potenciar y visibilizar la perspectiva de género, la coeducación y la educación afectivo sexual”, e incluye “explorar la masturbación en la infancia como un hecho normalizado y un ejercicio de placer y autoconocimiento”, con prácticas en el suelo del aula. Señala la pediatra y perinatóloga dominicana, Dra. Patricia Acra: “El sentido erótico, sexual, no viene antes de la adolescencia. Un niño de cuatro años puede tener tendencia a jugar con Barbie, en vez de con una pelota, pero no tiene un deseo sexual, porque primero, no tiene las hormonas sexuales y segundo, el mesolimbo no está desarrollado para él tener apetencia sexual”. La enseñanza de algo lesivo al interés superior del niño no es educación, sino, abuso infantil.

La frustración que a los niños les genera esta degeneración, no es óbice para que apologistas del aniquilamiento de la inocencia infantil instrumentalicen géneros “fluidos” a granel, intercambiables según la autopercepción y emociones del momento, exponiéndolos a abusadores de todo tipo bajo el manto de la diversidad, tolerancia y no discriminación.

¿Educación Sexual Integral o integrada al manual agresor de hipersexualización infantil?

Los embarazos adolescentes también se correlacionan al empuje de una hipersexualización en la infancia, al igual que alentar relaciones sexuales y aborto como “derechos” en la niñez y adolescencia, incluso sin necesidad del conocimiento de los padres.

Debemos proteger y educar a nuestros niños, no explotarlos ni manipularlos aviesamente con un distorsionado modelo de éxito y consumismo, amparado por una falsa idea de derechos imposibles de administrar por su parte, sin responsabilidades o consecuencias de ninguna índole.

Los niños son el futuro de una nación, ¿cuál sería el de la nuestra si no velamos por su bien superior?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here