La estatuilla del Grammy Latino que recibió esta noche el artista Sergio Vargas, representa un reconocimiento a sus 35 años de carrera y un empuje a continuar su carrera.

Así lo reveló el artista a Diario Libre luego de ser galardonado en la categoría de “Mejor álbum de merengue y/o bachata” por su disco “Es merengue, ¿algún problema?, en la gala celebrada este jueves en Las Vegas, Nevada.

“Treinta y cinco años después de estar en esta carrera de manera ininterrumpida, en medio de la crisis que vive nuestro género por la falta de difusión, por lo que todos conocemos, recibir esta invitación para mí fue motivo de inspiración”, aseguró.

Vargas dijo que llegar al pódium al recibir el premio fue emocionante.

Reivindicó su lucha a favor del merengue y recordó que no descansará su labor para que la música vernácula sea promocionada en las emisoras del país.

“Contentísimo. Es mi primera vez en el Grammy Latino y agradezco la confianza que depositaron en mí los ejecutivos de J&N Records, y espero mi carrera siga su agitado curso”, proclamó.

El negrito de Villa le ganó la batalla a Alexandra, Manny Cruz, Luis Segura y a Fernando Villalona, quienes estaban nominados en la categoría

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here