Ucrania anunció el jueves un intercambio de prisioneros que puso fin a meses de gestiones para liberar a muchos de los combatientes ucranianos que defendieron una planta acerera en Mariúpol durante un prolongado asedio ruso. A cambio, Ucrania entregó a un aliado del presidente Vladimir Putin.

El mandatario de Ucrania, Volodimir Zelenski, dijo que su gobierno obtuvo la libertad de 215 ciudadanos ucranianos y extranjeros. Aseguró que muchos de ellos eran soldados y oficiales que enfrentaban la pena de muerte en territorios ocupados por Rusia.

Funcionarios rusos no confirmaron ni comentaron sobre el intercambio de prisioneros hasta el momento.

En total, 200 ucranianos fueron intercambiados por un solo hombre: el líder opositor prorruso Viktor Medvedchuk, quien es ucraniano. El oligarca de 68 años escapó de su arresto domiciliario en Ucrania varios días antes del inicio de la invasión rusa el 25 de febrero, pero fue recapturado en abril. Enfrentaba la posibilidad de pasar el resto de su vida en prisión por cargos de traición y complicidad con una organización terrorista por mediar en las adquisiciones de carbón para la república separatista de Donetsk, en el este de Ucrania.

Se cree que Putin es el padrino de la hija menor de Medvedchuk. Su detención provocó acaloradas discusiones entre funcionarios de Moscú y Kiev. Medvedchuk es presidente del consejo político del partido prorruso ucraniano Plataforma de Oposición – Por la Vida, el grupo de oposición más grande en el parlamento ucraniano. El gobierno ha suspendido la actividad del partido.

“No es una pena entregar a Medvedchuk a cambio de verdaderos guerreros”, dijo Zelenski en una publicación en su sitio web. “Ha pasado todas las acciones investigativas establecidas por la ley. Ucrania ha recibido de su parte todo lo necesario para establecer la verdad en el marco de los procedimientos penales”.

En otro intercambio, Ucrania aseguró la liberación de otros cinco de sus ciudadanos a cambio de 55 prisioneros rusos que estaban bajo su custodia, añadió Zelenski.

De acuerdo con Zelenski, muchos de los liberados pertenecían la regimiento Azov, a quienes llamó héroes. Más de 2,000 combatientes, muchos de ellos pertenecientes a la unidad Azov, fueron tomados bajo custodia por los rusos tras salir de los escombros de la destruida planta acerera de Azovstal a mediados de mayo, con lo que llegó a su fin un asedio de casi tres meses en la ciudad portuaria de Mariúpol. Cinco de los comandantes de Azov liberados ahora viven en Turquía, según una publicación en el sitio web de Zelenski.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here