El presidente ruso Vladimir Putin ordenó ayer jueves un incremento importante de las fuerzas militares de su país, aparentemente para reponer las tropas que se han perdido en seis meses de guerra y prepararse para una larga y agotadora lucha en Ucrania.

La medida aumentaría el número de soldados en 137,000, o un 13%, hasta 1.15 millones para finales de año. La cifra total de miembros de las fuerzas armadas de Rusia en general ascendería entonces a 2.04 millones, incluyendo los 1.15 millones de soldados.

El decreto de Putin no especifica si la expansión se logrará con la ampliación del servicio militar obligatorio, reclutando más voluntarios o con ambas medidas. Pero algunos analistas militares rusos predijeron una mayor cantidad de voluntarios debido a las preocupaciones del Kremlin sobre una potencial reacción nacional a una ampliación del servicio militar.

Central en Zaporiyia

En tanto, avivando los temores de una catástrofe nuclear, la central eléctrica de Zaporiyia quedó brevemente fuera de servicio a causa de los daños causados por un incendio en una línea de transmisión. El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy dijo que los generadores diésel de respaldo de la planta tuvieron que activarse a fin de brindar la energía necesaria para operar la planta.

“Rusia ha llevado a Ucrania y a todos los europeos al borde de un desastre de radiación”, acusó Zelenskyy en su discurso nocturno.

Por otra parte, la cifra de muertos por un ataque ruso con misiles contra una estación de trenes y sus alrededores subió a 25, informaron las autoridades ucranianas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here