Las luchas partidarias, entre diputados de un mismo partido, el Revolucionario Moderno (PRM), y entre los partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y de la Fuerza del Pueblo (FP), por el liderazgo de los bufetes directivos de las comisiones permanentes en la Cámara de Diputadosafecta el conocimiento y la aprobación de las leyes importantes, debido a que a más de un mes de iniciada la legislatura ordinaria, desde el pasado 16 de agosto, el proceso de conformación de esos órganos no ha concluido.

A la fecha, de acuerdo a las agendas de la Coordinación de las Comisiones de la Cámara Baja, correspondientes a 20 días de trabajo, solo 16 comisiones permanentes han logrado reunirse, en tanto que el resto, 25 de 41 comisiones permanentes, se han reunido, pero no todas teniendo en sus agendas los proyectos importantes demandados por la sociedad.

Los proyectos de ley de Fideicomiso Público, el que crea el Sistema Nacional de Inteligencia de la República Dominicana y el Código Penal, forman parte de las iniciativas cuyo conocimiento no ha iniciado o continuado en esta legislatura. El conocimiento de este último Código no se ha realizado, pese a que la Comisión Permanente de Justicia ha efectuado hasta la fecha unas dos reuniones.

Aunque la Comisión Permanente de Justicia de la Cámara Baja tiene listo un informe favorable, del pasado 21 de julio, sobre el proyecto de ley de Código Penal ha transcendido que aún persisten diferencias sobre temas controversiales por lo que, aunque se había pronosticado se aprobaría en septiembre pasado ese objetivo no se pudo lograr.

Disputas entre perremeístas y maniobras

Debido al impasse, el liderazgo de la Cámara de Diputados ha tenido que usar como maniobra, para sortear la situación, la creación de comisiones especiales para estudiar proyectos de ley de interés. Tal fue el caso más reciente del proyecto de ley que buscaba reestructurar el Presupuesto General del Estado de 2022, el cual fue remitido a una comisión especial, presidida por el diputado Francisco (Frank) Paulino.

El argumento en el pleno presentado en ese momento por el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, fue que la Comisión Permanente de Hacienda, que presidía José (Bertico) Santana, estaba sobrecargada de trabajo.

Precisamente, uno de los principales tranques que existen, entre perremeístas, es con la conformación del bufete directivo de la Comisión Permanente de Hacienda, debido a la relevancia de ese órgano.

Según confirmó Diario Libre, José (Bertico) Santana, quien preside esa comisión desde hace dos años se resiste a ceder el cargo al que aspira su compañero de partido, el diputado Francisco Paulino. Santana es un dirigente muy cercano al presidente Luis Abinader.

También, DL supo que entre los perremeístas Ramón Bueno y Juan Rojas se disputan presidir la Comisión de Fuerzas Armadas y Pedro Tineo y Jesús Ogando, la Comisión de Administración Pública.

En la Comisión Permanente de Obras Públicas, que preside Napoleón López, aspiraba Leonardo Aguilera, pero éste habría declinado de esas intenciones, por lo que el impasse se habría superado.

Correlación de fuerzas

Según pudo confirmar Diario Libre, del total de 41 comisiones permanentes el PRM lideraba la mayoría al presidir 18 de estas, sin embargo, por la proporción de 92 diputados que tiene le correspondía presidir unas 20 comisiones. Pero cedió algunas presidencias a los partidos minoritarios aliados. En tanto que, el PLD que cuenta con 59 diputados le correspondería presidir 13 comisiones permanentes. Durante el periodo 2020-2022 asumió la presidencia de 14 comisiones permanentes. La Fuerza del Pueblo, que ya tiene 18 diputados, muchos que se habían pasado de las filas del PLD, le correspondería presidir cuatro comisiones permanentes. En los primeros dos años de gestión legislativa presidió tres comisiones permanentes. La FP aspira a que el PLD ceda una de las comisiones que lidera para presidirlas, pero hay resistencia de los peledeístas. El Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), que tiene cuatro diputados, solo le correspondería presidir una comisión permanente, pero preside dos. Ocho partidos minoritarios lideraban por bloques cuatro comisiones permanentes.

Una reunión

Para el próximo martes fue convocada una reunión entre los voceros partidarios PRM, Julito Fulcar; del PLD, Juan Julio Campos y de la FP, Omar Fernández y el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco. Éste último mediará para superar el impasse.

La semana pasada esos comisionados tenían previsto reunirse para los mismos fines.

Un similar percance enfrentó el Senado, pero la situación pudo ser subsanada luego de varias semanas, luego de que el pasado 24 de agosto, el vocero del bloque de senadores de la Fuerza del Pueblo, Dionis Sánchez, amenazara con que esa bancada no sería parte de las comisiones permanentes debido a que, supuestamente, el partido oficial, el PRM, habría querido imponerse en la composición de esas instancias.

 

Reglamento interno

Según el artículo 122 del reglamento interno de la Cámara Baja, las comisiones permanentes deberán ser escogidas a más tardar durante las primeras dos semanas de la legislatura que comienza el 16 de agosto. El párrafo de ese artículo consigna que en caso de no elegirse el bufete de alguna comisión en ese plazo “continuará funcionando de pleno derecho su bufete ya constituido”.

 

 

Iniciativas priorizadas

El viceministro administrativo de la Presidencia, encargado de Asuntos Interinstitucionales y de las relaciones con los Poderes del Estado, Osval (Ovi) Saldívar, destacó que para el presidente Luis Abinader es de mucha prioridad la aprobación de los proyectos de ley de ordenamiento territorial, uso del suelo y asentamiento humano, las reformas al Código Penal y a la Ley 87-01 que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social, el de Fideicomiso Público, Orgánica de Cámara de Cuentas y el que crea la Dirección Nacional de Inteligencia.

Con relación al proyecto de ley que crea la Dirección Nacional de Inteligencia, que cursa en la Cámara de Diputados, el funcionario afirmó que ante la situación que enfrenta al país ante Haití es muy prioritario contar con esa institución para garantizar la seguridad nacional. “Probablemente si nosotros hubiéramos tenido una Dirección Nacional de Inteligencia pudiéramos haber previsto la situación que se presentó recientemente en la frontera con el vecino país”, analizó.

También, se refirió a la prioridad de que el Congreso Nacional logre modificar las leyes electorales, las leyes No. 15-19 Orgánica del Régimen Electoral y No. 33-18 de Partidos, Agrupaciones y Movimientos Políticos y de la Dirección de Ética y Transparencia (Diget).

Asimismo, la ley de Aguas, de Función Estadística Pública y Sistema Estadístico, el que suprime la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEE) y la Unidad de Electrificación Rural y Suburbana (UERS), el de Contrataciones Públicas y el Presupuesto General del Estado de 2023.

Saldívar informó que tiene previsto socializar la próxima semana con Alfredo Pacheco, presidente de la Cámara de Diputados y con los presidentes de algunas comisiones de ese órgano sobre el interés del Ejecutivo en que varias leyes sean sancionadas lo más rápido posible.

Destacó que por su rol de ser enlace entre los poderes Ejecutivo y Legislativo periódicamente socializa algunas ideas sobre la importancia de la sanción de proyectos de ley considerados fundamentales para el país, el ordenamiento jurídico y constitucional con los presidentes de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco y del Senado, Eduardo Estrella, así como con los presidentes de algunas comisiones permanentes

Recordó que, aunque el Poder ejecutivo siempre es respetuoso de la independencia de los poderes del Estado eso no impide que puedan socializar sobre las prioridades que tiene el país. El viceministro administrativo de la Presidencia recalcó que “ellos (los congresistas) son los que tienen la última palabra”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here