El año 2022 cerró con un acumulado de más de 25 préstamos aprobado por el Congreso Nacional desde que asumió el presidente Luis Abinader y, de cara al nuevo año, aún quedan pendientes varios contratos firmados por el Poder Ejecutivo que deben ser ratificados por los congresistas.

La mayoría de legisladores del Partido Revolucionario Moderno (PRM) en ambas cámaras legislativas han aprobado préstamos para combatir la pandemia del Covid-19, construcción de obras, e inclusive para “programas de apoyo” a la transparencia e integridad en el país.

Y aunque los partidos de oposición que no han favorecido con sus votos, el año 2023 muestra una continuidad en la toma de préstamos, con al menos cinco empréstitos pendientes.

En total, los cinco préstamos pendientes de aprobación suman un monto de 372,350,000 dólares, lo que en pesos dominicanos se traduce, estimando que la tasa de cambio de RD$56.00, a más 20 mil millones de pesos.

¿Para qué son los préstamos?

En primer lugar, aparece un préstamo por 100 millones de dólares, firmado con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y el cual tiene como propósito apoyar al Pacto Nacional por la Educación. Este endeudamiento solo espera la aprobación del Senado de la República.

Luego aparece un préstamo de 60 millones de dólares gestionado con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que se pretende utilizar para un programa de apoyo a la agenda de “transparencia e integridad de la República Dominicana”. Al igual que el anterior, solo espera la sanción de los senadores.

También está un convenio de financiamiento con el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), por un monto de 12 millones 350 mil dólares, con el cual se busca invertir en el “Proyecto de Inclusión Productiva y Resiliencia de los Jóvenes Rurales Pobres”. De igual manera, solo espera la aprobación de la Cámara Alta.

Tras estos aparecen dos préstamos que aún no han sido aprobados en ninguna de las dos cámaras legislativas, pero ya están siendo estudiados por los diputados.

Un primer endeudamiento es por 100 millones de dólares, firmado con el BIRF, el cual se usará para financiar el proyecto de apoyo al “Programa Nacional de Viviendas” que será ejecutado por el Ministerio de la Presidencia.

El segundo es por el mismo monto, 100 millones de dólares, e indica que servirá para el también programa de apoyo a la “consolidación de un sistema de protección social inclusivo en la República Dominicana” el cual será ejecutado por la Dirección General del Programa Supérate.

El Congreso Nacional ya tiene en agenda cinco préstamos por más de 372 millones de dólares que supuestamente se usarán en las ramas de educación, viviendas, agricultura, transparencia y protección social.

Tags

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here