Desde las 8:00 de la noche de ayer, miércoles 16 de febrero, los más de 11 millones de personas que residen en República Dominicana pueden desarrollar sus actividades sin mascarillas, sin presentar tarjetas de vacunación y sin restricciones en espacios públicos. Las medidas establecidas ante la pandemia del COVID-19 han llegado a su fin.

“Les anuncio que desde hoy todas las medidas restrictivas impuestas por el COVID-19 quedan suspendidas”, dijo el presidente Luis Abinader justo a esa hora en un corto mensaje de tres minutos y once segundos, transmitido en cadena por las cuentas oficiales del Gobierno en redes sociales.

Una “recuperación de la libertad” que, en palabras del mandatario dominicano, “es un éxito colectivo y una meta conquistada” que tienen como garantía “la responsabilidad individual de todos y cada uno de nosotros”.

“El país merece y necesita una recuperación emocional y dejar atrás las medidas que tuvimos que imponer para un tiempo que ya es pasado. Desde ahora, a todos nos tocará cuidarnos, con responsabilidad, pero sin restricciones”, expresó en el día que se cumplió el primer año del comienzo del Plan Nacional de Vacunación contra el nuevo coronavirus Sars-Cov-2, al que calificó de “una gran victoria colectiva, en el que los dominicanos fuimos ejemplo para el mundo”.

El jefe del Poder Ejecutivo sostuvo que la República Dominicana logró superar “lo peor de la pandemia”, registrando actualmente bajas tasas de mortalidad y hospitalización, debido a que “el gobierno hizo lo que tenía que hacer” y que su administración se puso “a la vanguardia, apostamos por contratar la mayor variedad de vacunas, aplicamos tratamientos novedosos y fuimos de los primeros en el mundo en proponer una tercera dosis, a pesar de la poca fe de unos pocos”.

En este esfuerzo agradeció al personal de salud; militares y policías; empresarios y “sobre todo, a los millones de dominicanos que cumplieron las medidas y acudieron a vacunarse”.

De manera voluntaria

El presidente dominicano puntualizó que se seguirá invitando de manera voluntaria a la población a completar los esquemas de vacunación.

“El país puede estar seguro, además, que, a diferencia del pasado, nuestro sistema de salud está hoy preparado para atender cualquier eventualidad. Es hora de recuperar de una vez por todas nuestra libertad. Nuestra manera de vivir. Y esa hora, mi querido pueblo empieza hoy”, dijo al finalizar su mensaje. fr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here