La Cámara de Cuentas realiza auditorías a la ejecución del presupuesto del Ministerio de Educación, en los últimos dos años, mientras la Dirección General de Contrataciones Públicas (DGCP) hace un peritaje a todos los procesos de compras y contrataciones.

Esto se agrega la revisión de la nómina que realiza el Ministerio de Administración Pública (MAP), para sacar de la institución a personas que cobran sin trabajar.

La Cámara de Cuenta se enfocará en realizar una auditoría externa financiera, de gestión, para lo cual ha solicitado evidencias documentales, físicas, electrónicas del cumplimiento de las normas establecidas.

El foco de la investigación de la DGCP está en todos los procesos ce compras y contrataciones, pero especialmente, la compra de dispositivos electrónicos realizada por el Minerd para el año escolar a distancia, durante la pandemia de COVID-19, para lo cual se destinaron más de 19 mil millones de pesos.

También se investiga todo lo relacionado a la inversión de más de 5 mil millones para los servicios de publicidad para transmisión de docencia por radio y televisión y la inversión de unos 2 mil millones para la producción de contenido digital para educación en línea.

Otros procesos que son investigados son la contratación del mantenimiento correctivo de 5 mil centros educativos, para lo cual se destinaron 3 mil millones de pesos. Esta investigación se centrará en empresas que fueron adjudicadas para la reparación completa de escuelas, a las que solo se les dio una mano de pintura.

Una fuente informó a Diario Libre que unas 12 empresas que fueron beneficiadas en este proceso se habrían disuelto en el pasado mes de septiembre.

Estas empresas habrían recibido gran parte de las reparaciones de las escuelas ubicadas en comunidades alejadas, donde la supervisión es nula y las denuncias por incumplimientos se quedan entre los moradores y no trascienden.

Otro aspecto importante que se investiga es el pago de adelantos de unos 2 mil millones a suplidores que no han entregado al ministerio los rubros comprados.

Libros y butacas

Los dos procesos de contrataciones para la compra de los libros de textos de todos los niveles, impresos y digitales son investigados, así como los realizados para la adquisición de butacas.

Para adquirir los libros impresos y digitales el Minerd destinó 3 mil 200 millones, en dos procesos. La licitación de los libros de secundaria, en versión digital fue impugnada y suspendida por la DGCP, que en una investigación de “debida diligencia” concluyó en que habría vínculos entre varias empresas.

El tema de las butacas también se investiga y muchos suplidores han sido emplazados a entregar la mercancía o devolver el dinero adelantado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here