Sin titubear y sonriendo, Jerar Encarnación, el portentoso bateador de las Águilas Cibaeñas dijo que la presión que se vive en cada jornada en la Liga Dominicana de Béisbol es mucho mayor que la del béisbol de Grandes Ligas.

En su primera temporada en el béisbol invernal, “La Mirinda” se comportó como todo un veterano. En los 23 encuentros que vio acción conectó tres cuadrangulares y remolcó 17 vueltas.

Sus virtudes como pelotero no estaban en tela de juicio antes de su debut.

Su fuerza con el bate y poderío en su brazo eran sus armas conocidas, pero la parsimonia con la que enfrenta a los lanzadores y de la forma como maneja el escenario, lo convirtieron en uno de los garrotes más temidos del torneo.

Con sus 26 indiscutibles en 78 turnos al bate acumuló promedio de bateo de .333, numeritos que le hicieron recibir la consideración de varios periodistas para quedar segundo en la votación al premio de Novato del Año en Lidom, detrás de Rainer Núñez quien se quedó con el título.

Encarnación fue responsable de conectar el jonrón más emocionante de la presente temporada. Lo hizo el domingo 6 de noviembre, para dejar en el terreno a los Tigres del Licey 6 carreras por 5.

El batazo que se fue de línea por el jardín izquierdo del Estadio Cibao de Santiago fue contra los envíos de Jean Carlos Mejía y acto seguido fue felicitado por todos sus compañeros quienes antes de llegar a la inicial lo abordaron, catapultando una de las momentos más eufóricos del torneo.

Un mes después, el resultado fue invalidado por la Liga Invernal, que confiscó el partido a favor de los Tigres del Licey, por una incorporación irregular en el roster de las Águilas Cibaeñas.

A pesar de la confiscación, el nacido en Bayaguana dijo que guardará siempre en su memoria ese momento, pues se ganó el cariño y el respeto de los aguiluchos con ese batazo.

“Hacerlo contra el Licey fue más especial, ellos habían empatado el juego de una forma dramática y que yo haya tenido la oportunidad de darle esa alegría a nuestro equipo fue de lo mejor, si mañana lo doy otra vez, lo celebro igual”, dijo Encarnación.

El jardinero que también ha jugado en la inicial durante gran parte del torneo dio crédito a los buenos consejos que ha recibido de sus compañeros más veteranos en el equipo amarillo como Yefri Pérez, Zoilo Almonte, Melky Cabrera y Juan Carlos Pérez, quienes han colaborado a su buen desempeño en la campaña.

“Yefri, Zoilo, Melky y Juan Carlos Pérez son como hermanos mayores y lo más importante es que siempre tienen palabras de motivación para seguir haciendo muy juego día a día, jugar duro es una obligación en este equipo y con ellos se hace más fácil”.

SEPA MÁS

Histórico debut en las Mayores

Su debut en Grandes Ligas, también es otro de los momentos memorables en la carrera de Encarnación.  El 19 de junio contra los Metros de Nueva York conectó jonrón con las bases llenas, siendo el primer dominicano que realiza esta hazaña en las mayores.

Desde 1901 es el primer jugador de ambas ligas en batear un grand slam, robarse una base y hacer una asistencia en el outfield en su debut.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here