República Dominicana ocupa el cuarto lugar con la mayor mortalidad cardiovascular de la región del Caribe, detrás de Haití, Guyana y Surinam, con una incidencia de la insuficiencia cardíaca cada vez más alta, presente en una población cada vez más joven.

Esto se asocia a que República Dominicana vive una transición epidemiológica, tiene una base poblacional joven, hay altos niveles de sedentarismo, estrés y consumo de comidas rápidas, así como el uso de alcohol y otras sustancias nocivas y altos niveles de hipertensión.

Así lo reveló ayer el doctor César Herrera, director del Centro Cardiovascular de Cedimat, al ofrecer junto al director médico, doctor Jorge Marte, detalles de la visita en dicho centro de especialistas de la Universidad de Bolonia, Italia, con quien firmaron recientemente un acuerdo de colaboración en materia de atención, educación e investigación en salud cardiovascular.

El equipo de la Universidad de Bolonia de visita en Cedimat, está integrado por los especialistas en cirugía cardíaca de aorta e insuficiencia cardíaca, Marco Pagliaro y Davide Pacini, junto a la profesora Raffaella Campaner, vicerrectora de Relaciones Internacionales.

El doctor Herrera destacó que ha visto en su servicio de salud personas jóvenes que se ejercitan “hasta con cuadritos” dibujados en su cuerpo que presentan daños en el corazón, debido al consumo de esteroides que terminan enfermando ese órgano.

Recordó que el corazón es una bomba y se debilita fruto de enfermedades como la hipertensión que está presente en más del 34% de la población, de enfermedades aórticas y de válvulas, fatiga, mala alimentación, falta de actividad física y consumo de sustancias nocivas.

Al referirse a la transición epidemiológica, el especialista de la cardiología recordó que el país, tal como ha pasado en países desarrollados, ha ido cambiando las infecciones por la incidencia de enfermedades no transmisibles, ocupando los primeros lugares los problemas del corazón y el cáncer.

Beneficios del convenio

Los especialistas de Cedimat y de la Universidad de Bolonia, Italia, destacaron los beneficios de esa alianza y su repercusión en la calidad de la atención cardiovascular en República Dominicana, así como en la investigación y la educación, que incluye aprendizaje en nuevas técnicas de abordajes en enfermedades de aorta e insuficiencia cardiaca.

Además, los médicos de la Universidad de Bolonia ofrecieron una conferencia a los residentes y especialistas de CEDIMAT, al tiempo que escucharon la exposición de casos clínicos complejos de parte de los estudiantes dominicanos.

El doctor Marte destacó que el acuerdo, firmado el año pasado en Italia, fue posible gracias a la coordinación de las embajadas dominicanas en Italia y la Santa Sede, al embajador Tony Raful y el doctor Luis Emilio Montalvo respectivamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here