La jueza del Sexto Juzgado de Instrucción del Distrito Nacional, Yanibet Rivas, dispuso ayer el cese de la prisión preventiva del mayor general Adán Cáceres, la pastora Rossy Guzmán, su hijo Tanner Flete Guzmán y el coronel Rafael Núñez de Aza, implicados en el caso Coral.

La juez impuso al general Cáceres, exjefe del Cuerpo de Seguridad Presidencial (Cusep) en el período 2012-2020, y al coronel Núñez de Aza, arresto domiciliario, pago de garantía económica de RD$100 millones bajo la modalidad de contrato, grillete electrónico e impedimento de salida del país .

A la pastora Guzmán le impuso arresto domiciliario, colocación de grillete electrónico, pago de una garantía de RD$50 millones bajo modalidad de contrato, así como impedimento de salida del país, mientras a su hijo el tribunal dispuso arresto domiciliario, impedimento de salida del país y la colocación del brazalete electrónico.

La jueza alegó que la dilación que se ha tenido para conocer el proceso no se le atribuye a los imputados, sino más bien al ministerio público que duró mucho tiempo para presentar acusación formal, no obstante a que se le otorgara prórroga para depositar acto conclusivo.

A la salida del tribunal, el titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, dijo que el tribunal con su decisión pretende que el ministerio público no haga investigaciones exhaustivas y ejerza de manera responsable su función.

Además que el ente acusador seguirá presentando procesos del tamaño de la dinámica delictiva que están investigando, cumplir con el mandato de la ley y que en el proceso de investigación haya violado la ley se sentará en el banquillo de los acusados.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here