Se equivoca el que reniegue del diálogo como la vía por excelencia y más eficaz para resolver conflictos o para aclarar mal entendidos. Lo mismo se equivoca el que acuda a la mesa del diálogo, por creer de ante manos que saldría perjudicado, con el cuchillo en la boca como Chanoc (personaje de historieta).

Un buen ejemplo fue el de ayer en una reunión en el Palacio Nacional del sector salud con Senén Caba, presidente del Colegio Médico Dominicano y representantes de las sociedades médicas especializadas. De la misma, Senén, que se pasó la semana insurrecto, criticando todo lo que creía hacía mal el gobierno con la pandemia, salió pianito apoyando el retorno presencial a las aulas y los siete días de aislamiento a los infectados por covid.

Ustedes ven.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here