Por: Benjamín Morales Meléndez

 

Al momento de escribir esta columna, estoy a la espera de un resultado de PCR, para saber si la ómicron u otra cosa me dañó el fin de semana libre que tenía. Llevo dos días con fuerte dolor de cabeza, malestar general y algo de mucosidad, pero nada serio.

Eso sí, en el proceso para saber si me ha dado COVID-19, he experimentado de cerca lo que pasa el ciudadano común con esta enfermedad y quisiera aprovechar la oportunidad para dar algunos consejos de manejo, porque si la estrategia gubernamental estriba en alcanzar la inmunidad de rebaño a través del contagio masivo, me parece que algunas comodidades deben ser brindadas.

El primer tema es el de los costos. Quien no tiene dinero para pagar los casi 2,000 pesos de una prueba de antígenos y los sobre 4,000 de una PCR, tiene que someterse a un proceso en el sistema público del cual, casi seguramente, saldrá contagiado o pasará la dolorosa jornada en una incómoda silla sufriendo el castigo del virus.

Me parece que el Gobierno debe activar un sistema de pruebas más intensivo y solventar los análisis que se hagan en los laboratorios privados, sea mediante acuerdos directos con ellos u obligando a los seguros médicos a costear los gastos, porque el problema es que si uno tiene que hacerse dos o tres pruebas de esas al mes, simplemente se arruina.

En mi caso, he podido solventarlo, pero no quiero saber qué les pasa a aquellos que no pueden. Eso me hace suponer que mucha gente pasa el suplicio en su casa y jamás entra en la lista de casos que cuenta el Gobierno.

La pandemia es una emergencia de salud generalizada. Me parece que los ciudadanos pagamos los impuestos para que, en momentos como este, el Gobierno responda y ponga en fila a todo el sistema, incluso al privado. No deberíamos estar pagando por pruebas PCR o de antígenos en ningún lado. Tampoco deberíamos estar pagando por medicamentos para ayudar con el COVID-19. Y menos deberíamos tener laboratorios haciéndose más ricos con la pandemia, lo menos que deberían tener es un control de precios.

Son puros consejos, por si alguien quiere tomar nota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here