Al menos 271 personas murieron en Colombia desde noviembre de 2021 a causa de la temporada de lluvias, la más intensa de las últimas cuatro décadas y que podría extenderse hasta marzo, según un balance oficial divulgado este jueves.

Las precipitaciones arreciaron en las últimas semanas y ya dejan 745,000 afectados en el último año, señaló la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd).

Las lluvias están asociadas al fenómeno cíclico de La Niña, que provoca el enfriamiento del Océano Pacífico. Sin embargo, la crisis climática podría tornarlo más frecuente y letal, según científicos.

Además de las víctimas mortales, en el mismo periodo 348 personas han resultado heridas, 6,755 viviendas destruidas al igual que cientos de vías, puentes y alcantarillados.

La temporada invernal se extenderá hasta diciembre, pero hay «probabilidades de más del 58 %» de que se amplíe a febrero y marzo, alertó el director de la Ungrd, Javier Pava, en conferencia de prensa.

El gobierno del presidente Gustavo Petro declaró el estado de «desastre nacional» a principios de este mes para liberar recursos destinados a atender la emergencia.

En el marco de la medida, entregará subsidios a madres cabezas de hogar y espera garantizar la alimentación a las familias más afectadas.

Las lluvias también han arruinado cosechas, lo que podría incrementar aún más el precio de los alimentos, según han advertido autoridades.

Colombia enfrenta la mayor inflación en dos décadas (11.4 % anual) y una devaluación sin precedentes de su moneda frente al dólar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here