Michel Camilo, el dominicano más reconocido a nivel mundial como maestro del jazz, impartió la mañana de ayer miércoles un “Master Class” para más de 200 estudiantes del Conservatorio Nacional de Música.

Las clases impartidas forman parte de la preparación que reciben los alumnos, que tienen como objetivo concursar por la beca Michel Camilo para la carrera de Música en la universidad Berklee en Boston.

En la “Master Class”, auspiciada por Lanco Dominicana, Camilo compartió los conocimientos y habilidades que ha adquirido a lo largo de sus 40 años de trayectoria musical, específicamente en el jazz.

“El jazz reúne culturas”, expresó el pianista dominicano mientras hablaba de la importancia de expandir la armonía en el jazz, ya que, según él, con esto se aumenta la riqueza musical de las personas y los países.

Asimismo, destacó también el valor de los modos griegos, del buen uso de la escala cromática en la música y la importancia de la práctica constante.

Una frase

Durante el desenlace de la clase, el docente musical dijo una frase que, según los testimonios, se quedó grabada en la mente de los estudiantes: “La ropa hay que lavarla en la casa”. De esa manera se refirió a la práctica del instrumento en el hogar y no en los escenarios.

Al final de la clase, el destacado compositor brindó la  oportunidad a varios estudiantes para que subieran a  tocar sus instrumentos en el escenario y así aportar, en el tiempo real de la ejecución, sus propias observaciones, consejos y opiniones sobre el trabajo de los alumnos.

Estos tocaron, junto al propio Camilo, fragmentos de afamadas piezas del jazz, como “Blue Monk”, “Misty”, etc., demostrando el talento de los jóvenes músicos allí presentes, quienes con instrumentos como el saxofón, el piano y las trompetas, llenaron de entusiasmo a los allí presentes con sus interpretaciones.

Con ejemplos en el piano, que fueron aplaudidos por el público, el artista le explicaba diversas técnicas de ejecución musical a los estudiantes, quienes aplicaban paso a paso sus recomendaciones y notoriamente mejoraban en su interpretación al momento de seguir sus sugerencias. Se bajaban del escenario agradeciendo su asesoramiento y disposición a la hora de sus correcciones.

Gran experiencia
Los estudiantes que tuvieron la oportunidad de tocar con el maestro, coincidieron en que fue una “experiencia inolvidable” para cada uno de ellos.

Resaltaron que Camilo, debido a su vasta experiencia y reconocimiento en el área “tenía una presencia  que se podía sentir en todo el escenario”, y que a la vez, siempre se dirigía con genuina humildad y carisma.

Uno de los consejos que otorgó Camilo que quedó plasmado en la memoria de los jóvenes músicos, fue el de “saber diferenciar el músico del artista”, frase que fue mencionada por varios alumnos que relataban cómo habían vivido la experiencia de tener a Michel Camilo como su maestro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here