Ciudadanos que se dirigieron ayer a realizar sus pagos en estafetas de la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este (Edeeste) y en la Empresa Distribuidora de la Región Sur (Edesur), especificaron que no sienten que sus reclamaciones funcionen, ya que solo por vía telefónica estas no son recibidas a pesar de que se quedan varios minutos a la espera de ser atendidos en la línea telefónica.

A pesar de que ambas instituciones orientadas a la prestación de servicios eléctricos manifiestan encontrarse “dispuestos” a recibir los inconvenientes referentes al alza o falta de la energía en sus diferentes estaciones de pago y administrativas, la gente explica que deben realizar un pago parcial de su factura para ser escuchados.

“Yo tuve que pagar una gran parte de la tarifa del mes para que me pudieran recibir un informe y la verdad es que eso uno lo hace para que de la constancia, ellos al final hacen lo que les da la gana”, narró Jaime Lorenzo, quien realizó su pago en una oficina de Edesur.

El jefe de información de este medio, Tomás Aquino Méndez, este lunes llamó alrededor de seis ocasiones y en cada llamada esperó cinco minutos, en ninguna de las preguntas obtuvo una respuesta, que registraron más de una docena de ciudadanos que llamaron al periódico para denunciar la situación y decir que han desistido de usar esa plataforma para hacer denuncias y reclamaciones.

Edesur habilitó carpas
Edesur rectificó que las jornadas siguen en las instalaciones de la empresa, en el horario laboral, de 8:00 am a 5:00 pm, para las 46 oficinas que tiene la compañía en toda su zona de concesión: nuestro centro de llamadas trabaja las 24 horas al día igualmente, los siete días a la semana.

Según la información ofrecida por Edesur, las carpas instaladas el domingo obedecieron a que ese día las oficinas comerciales están cerradas y habilitaron ese espacio abierto para recibir a clientes que tenían programado protestar, haciéndose sentir escuchados, intermedios, con la finalidad de gestionar la solución de los casos procedentes.

Edeeste, sin luz y sin reclamos 
En las oficinas de la Empresa Distribuidora de Electricidad de la Región Este (Edeeste) había un ambiente que se califica de “poca colaboración”,  ya que los usuarios mantienen quejas constantes respecto a los servicios.

“Esa tarifa está bien elevada, yo estoy haciendo fila desde las 11 de la mañana para ponerme al día con los apagones, porque eso es lo único que están dando es apagones a dos”, dijo Isabel Cruz Piña, residente en Villa Mella.

En la sucursal de la avenida Venezuela muchos moradores salían disgustados porque explicaban que a la hora de realizar sus reclamaciones se les pidió pagar, pero también  que los colaboradores de la compañía que les recibieron solo se la pasaron usando aparatos electrónicos.

“Uno les habla y ellas mirando el celular. Yo tengo un restaurante y pase de pagar 76,000 mil y pico de pesos en tres meses ya voy por los 102,000 mil pesos, entonces lo llevó a reclamar ahí me dicen que debo pagar casi la factura completa, porque es con un 80% en lo que se da un informe de la reclamación, yo vine a pagar y aquí me estoy devolviendo, de tres meses para acá eso se ha vuelto un desastre”, contó Margaret Alcántara.

Aclaración
Recientemente, Edesur aclaró que las jornadas de puertas abiertas siguen en todas las instalaciones de la empresa de 8:00 am a 5.00 PM, de lunes a sábado en sus 46 oficinas.

Daños
Una de las quejas más predominantes en los usuarios es que a raíz de los constantes apagones han sufrido pérdidas económicas debido a que se les han dañado los electrodomésticos.

Facturas
Los usuarios reclaman los aumentos de hasta tres y cuatro veces en las facturas de este año.

1 Comentario

  1. This is the perfect blog for anybody who wants to find out about this topic. You know a whole lot its almost hard to argue with you (not that I actually would want toÖHaHa). You certainly put a fresh spin on a topic thats been written about for a long time. Excellent stuff, just wonderful!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here