Los canales o medios digitales se han convertido en un elemento esencial para la comercialización y pago de servicios en el país. Sus características le permiten al usuario ahorrar tiempo, y a las empresas agilizar su proceso de venta y aprovechar beneficios de la tecnología que les posibilita crear promociones y atraer clientes a menor costo.

Antes de la pandemia, el uso de canales digitales había ganado terreno en el país por la cantidad de jóvenes que prefieren y entienden los mecanismos de la banca electrónica. Sin embargo, tras el confinamiento por la pandemia del COVID-19 se registró un cambio en el compartimiento de consumo.

Según el Banco Central, para mayo de este año se registraron 1,110,145 usuarios que utilizan sus celulares para transacciones financieras, siendo 70,678 personas más que las 1,039,467 que la utilizaban en igual mes de 2021, para un crecimiento de 7 %.

Los valores movilizados por transferencias electrónicas, incluidas operaciones de débito y crédito y pagos al instante, alcanzaron 4,089,752 millones de pesos, el 76 % de las operaciones realizadas en el sistema financiero durante los primeros cinco meses de este año.

De los valores movilizados por plataformas electrónicas, 3,040,020 millones de pesos se pagaron con tarjetas de débito y crédito directo, es decir, que el usuario no utilizó ningún tipo de intermediario para el pago de servicio o producto. Las personas transfirieron el dinero desde su cuenta hasta la del establecimiento.

Banca electrónica

El Banco Central registró que para junio de este 2022 se movilizaron 1,020,155 millones de pesos a través de las aplicaciones digitales de las distintas entidades financieras del país. La cantidad de transacciones fue de 6,667,566.

El 47 % corresponde a operaciones por montos de 5,000 a 50,000 pesos; el 39 % fue por montos menores de 5,000 pesos. Mientras que 7 % fue por volúmenes superiores a los 100,000 pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here