A medida que la actividad económica ha avanzado en su recuperación, la confianza de los negocios y las familias para recurrir al crédito se fortaleció en el primer trimestre del presente año, informa la Superintendencia de Bancos. Sin embargo, se enfrentan a la alza de la tasa de los préstamos de consumo que registró incrementos respecto al trimestre anterior para establecerse en 16.2 % anual.

En su informe sobre el desempeño del sistema financiero en el primer trimestre de este 2022, publicado recientemente, la Superintendencia de Bancos destaca que los préstamos hipotecarios también presentaron un aumento en sus tasas, pasando de 9.0 % promedio en diciembre de 2021 a 10.2 % en marzo de 2022.

Asimismo, se verificó un aumento en la tasa de interés de las tarjetas de crédito en moneda nacional con respecto a su nivel del año anterior, pasando de 55.9 % en marzo de 2021 a 57.3 % a marzo de 2022.

También, reporta un incremento en la tasa comercial con relación al trimestre anterior, registrando el nivel de 9.3 % a marzo.

La Superintendencia indica que las tasas de interés continúan el ajuste al contexto macroeconómico nacional e internacional, en un escenario de inflación generado por la invasión rusa en Ucrania y la pandemia del COVID-19.

Expandir imagen
Infografía

Viviendas se destacan en los préstamos

Entre los préstamos que han incidido en el crecimiento de la cartera de créditos a marzo pasado están los concedidos para la compra y remodelación de viviendas.

La Superintendencia informa que, a nivel nacional, las zonas de residencia de mayor crecimiento de la cartera de crédito en el periodo evaluado fueron las regiones norte y sur, con 14.9 % cada una, las cuales representan en conjunto un 25.1 % de la cartera privada. “Este dinamismo exhibido en la región norte fue incidido principalmente por los incrementos de las actividades en los sectores de compra y remodelación de viviendas, (22.8 %), comercio (18.3 %), consumo (16.6 %) e industrias (10.7 %)”, destaca la institución.

En términos de inclusión financiera, las personas físicas con créditos en el sistema financiero ascendieron a 1,772,083 (24.9 % de la población mayor de 18 años, para un incremento con relación a marzo de 2021 de 47,869 (2.8 %). La composición por género fue de 48.9 % masculino y 51.1 % femenino.

Los deudores

Durante el primer trimestre del 2022, los indicadores de morosidad y cobertura de cartera vencida continuaron sobre sus tendencias, indica la Superintendencia. Al constatar la data a marzo de 2022, observa que el índice de morosidad del sistema financiero se encuentra en 1.13 %, “lo que le coloca en niveles históricamente bajos”, dice.

“Los deudores muestran la continuación en la tendencia de retrasarse menos en sus obligaciones con la entidad financiera. Cabe destacar que el promedio ponderado de días de atrasos se encuentra por debajo de los niveles prepandemia para los créditos en moneda nacional”, dice el informe.

Cuando se evalúa la cartera por sector, la Superintendencia destaca a Alojamiento y Servicios de Comida, Transporte y Almacenamiento, y Actividades de los Hogares con la tasa de reestructuración sobre el saldo adeudado total de 60.6 %, 23.0 % y 7.2 %, respectivamente.

La tasa de morosidad más elevada la identifica en Pesca y Actividades de Organizaciones y Órganos Internacionales con 4.6 % y 2.8 %, cada uno. Los demás sectores presentan un comportamiento estable y dentro de lo esperado, señala.

«El promedio ponderado de días de atrasos se encuentra por debajo de los niveles prepandemia para los créditos en moneda nacional»Superintendencia de Bancos

A marzo del presente año, 29,222 personas jurídicas eran deudoras del sistema financiero, siendo 2,316 menos que en marzo de 2021.

Cartera de créditos bruta

La institución informa que la cartera de créditos bruta del sistema financiero ascendió a RD$1.45 billones  (26.8 % del producto interno bruto), para un aumento interanual de RD$189,709 millones.

Detalla que en los últimos 12 meses, el crecimiento registrado de la cartera de créditos al sector privado fue 12.6 %. En el mismo periodo, la cartera pública mostró un aumento de RD$977 millones.

En términos nominales, el crecimiento de la cartera de crédito ha sido impulsado por los préstamos para el consumo de bienes y servicios, que aumentaron en RD$48,728 millones (14.9 %), los concedidos para la compra y remodelación de viviendas RD$34,002 millones (14.9 %), los dados al sector de la industria manufactura RD$21,998 millones (22.8 %), al comercio RD$17,96 millones (9.9 %) y los que tienen como destino el sector turismo RD$13,433 millones (18.3 %).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here