Fue el último conjunto en apoderarse de un boleto hacia el Round Robin, su nombre  ha sido el que menos ha sonado con miras hacia avanzar a la Serie Final, no obstante, las Estrellas hacen caso omiso y arriban a la primera pausa del evento como el equipo mejor posicionado.

Como si hicieran alusión a su nombre, con una marca de 3-1 en sus primeros cuatro partidos, es el combinado que exhibe el mayor brillo, propio de una mezcla de gran ofensiva, buen pitcheo abridor y de relevo, que lo han llevado a salir airoso en sus pasados tres choques.

Habían caído en la apertura del evento 7-2 ante los Tigres del Licey, pero se repusieron de forma extraordinaria y en la siguiente fecha blanquearon 5-0 a las Aguilas y golpearon a los Gigantes, dos veces 10-5 y 4-2 en la miniserie que ambos disputaron.

Pero, cuáles han sido los factores primordiales que tienen a los paquidermos rompiendo tickets y pronósticos en un Todos contra Todos que bien hay que afirmar falta mucha pelota por jugar, pero el que da mejor adelante se toma el “agua más cristalina”.

Su foja de 23-27 en la regular fue la peor entre los cuatro contendientes, frente a ellos tuvieron marca colectiva de 11-19 y no le ganaron la serie particular a ninguno, siendo esto parte de los factores que las colocaran por detrás de los punteros Aguilas y Licey, así como los siempre ofensivos Gigantes.

Un pitcheo brillante, liderado por su abridor  Andy Otero inició las puertas para una rápida recuperación del conjunto. El panameño lanzó 6.0 episodios de solo dos hits y domesticó a las Aguilas en su primer choque en el Tetelo Vargas, escenario en el que tienen 2-0. En la regular registraron un buen 15-10.

Magníficos desempeños
Los Orientales han contado con magníficos desempeños de sus dos jugadores de ofensiva que escogieron en el draft de reingreso, Jeimer Candelario y Danny Santana. El primero exhibe promedio de .438 (16-7) con tres remolcadas, en tanto que Danny cuenta con average de .400 (15-6) con cuatro anotadas.

A ellos se une Lewin Díaz, quien suma ya dos jonrones y un doblete, con cinco producidas, así como Robinson Canó, quien cuenta con dos choques seguidos con al menos dos imparables, presenta un bate rápido y su promedio es de .333 (15-5).

El bateo oportuno ha sido uno de los nortes principales , Díaz ha conectado batazos importantes, incluido uno de los tres jonrones en el tercer choque en que aplastaron 10-5 a los Gigantes. Rodolfo Durán y Edward Olivares también volaron las verjas en el mismo.

Los dos receptores, Duran y José Briceño han aportado su cuota trascendente en los éxitos del club, pues el venezolano fue factor en el segundo éxito con un doblete determinante.
El club no ha tenido muchas contribuciones con el bate de jugadores que si deben hacerlo como Oscar González, quien promedia .250 sin remolcadas, Gustavo Núñez .143.

El pitcheo
Otero, Phillips Valdez han lanzado magnífica pelota como abridores, y el relevo ha tenido un desempeño impecable, en que se destacan los casos de Ronel Blanco, Chester Pimentel  y Gerson Bautista, los tres con dos entradas en blanco, mientras que Raffi Vizcaíno y Wirfin Obispo han  tirado una entrada en blanco cada uno.

Lo colectivo
En lo colectivo, Las Estrellas dominan en bateo con .291 (134-39), jonrones con 5, anotadas 21; remolcadas 17; hits 39; robadas con seis y menor cantidad de ponches 19.
Con una foja de 3-1, los verdes disfrutarán la pausa de Navidad en un mejor suspiro que sus restantes tres rivales y aunque esto apenas comienza, el club es quien saborea la mejores mieles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here